El método Terrae: una propuesta de desarrollo local con base agroecológica

cropped-logo-tra-color.jpgEl Método TERRAE surge como parte de la iniciativa de algunas administraciones locales por buscar nuevos referentes y herramientas de desarrollo local. Forma parte de esa nueva generación de políticas de desarrollo local que, centradas en el potencial de desarrollo de la Agroecología, persiguen un enfoque basado en la producción local de alimentos, la conservación del paisaje agrario y la biodiversidad, la fijación de la población rural, el empleo agrario, los servicios y la dinamización social, etc.

El método TERRAE es, por tanto, una herramienta de transición agroecológica y de mejora de la eficiencia social, económica y ecológica de los espacios locales desde la iniciativa de las administraciones locales.

El método TERRAE tiene seis principales características

Los municipios como facilitadores de procesos de desarrollo local y de impulso de la economía circular.
La crisis en la que se encuentran inmersas las administraciones locales debe servir para
repensar su papel e intensifcar sus funciones de dinamización y facilitación de los procesos de desarrollo local.

El método TERRAE permite enfocar de modo sinérgico competencias propias de los Ayuntamientos, como la mejora ambiental, el embellecimiento urbano, el empleo, la
diferenciación turística, el relanzamiento de la actividad agropecuaria, la gestión de residuos, etc.

Se plantea la necesidad de una economía circular, que genere un mayor volumen local
de intercambios, flujos más relocalizados de materia y energía, con menor importación
recursos externos y menor generación de residuos. Este modelo de sinergias y eficiencias es realmente posible solo en espacios locales o comarcales, y es una oportunidad para repensar el desarrollo local.

 • Del trabajo en red al a la acción local y comunitaria.
El trabajo en la Red Terrae se centra en el intercambio de información, en compartir conocimientos y experiencias, y aprender colaborativamente entre sus miembros. Pero el objetivo principal no es este, si no la Acción Local. El método de trabajo de TERRAE es diseñar Planes Locales de Acción, reconstruir espacios comunitarios de producción y consumo, relanzando las posibilidades de la actividad agroecológica de constituirse en un factor de desarrollo.

Las administraciones locales se convierten en impulsores de la transición agroecológica. Para ello deben abrir nuevos espacios de cooperación con el movimiento vecinal, con los colectivos de potenciales usuarios de los terrenos en desuso, con los expertos y mentores agroecológicos, con los mayores “agricultos”, con tiendas, restaurantes y consumidores. Se trata de re-construir comunidad a partir de explorar las posibilidades de la producción local de alimentos, y el diseño de sistemas de economía circular.

Desde un punto de vista social y cultural, el método TERRAE se centra en el encuentro fecundo entre la tradición de nuestros mayores, los “agricultos”, y los enfoques “neoRurales” que aportan nuevos conocimientos y sensibilidad, otra visión y savia viva al mundo rural.

• Escalada agroecológica.
El método TERRAE trabaja como una escala o escalada en varios peldaños, desde el desempleo y la curiosidad generalizada por la agroecología, orientándose hacia la profesionalización y el aumento de la soberanía alimentaria de la localidad (suministro, calidad y sostenibilidad local).
Los peldaños básicos y típicos del inicio del método TERRAE son básicamente cuatro:
1º) Se comienza con la oferta a desempleados de pequeños cursos de formación (de unas
50 horas), facilitando un huerto de titularidad municipal para aprender a producir para el autoconsumo. En este primer peldaño se genera el contrato TERRAE 0, en que se recoge las condiciones de cesión del suelo y el papel del DILAS como tutor y facilitador del aprendizaje.

2º) En un segundo peldaño se aumenta la formación y se avanza creando oportunidades de producción y venta para los que quieran practicar como protoemprendedores (sin darse de alta). Para ello, en el Contrato TERRAE 1 (1.1. en mercadillos y 1.2. con restaurantes), el Ayuntamiento facilita terrenos y tutorización para la producción y venta. Esta fase suele durar entre 6 y 12 meses.
3º) Posteriormente, en el tercer peldaño se exige el alta en la seguridad social agraria para mantener los comercios y consumidores de venta directa, y se orienta a una formación de incorporación a la agricultura profesional para acceder a las ayudas la creación de nuevas empresas agrarias. La clave de este paso radica en aprender a vender en circuito corto (con un intermediario con el consumidor final) y directamente (sin intermediario), simultáneamente a aprender a producir de modo muy diversificado, y a ser posible cestas cerradas con contratos de suministro.

4º) En este cuarto peldaño los agricultores, ya profesionalizados, realizan cursos especializados, acceden a las ayudas oficiales y se inician el proceso de certificación ecológica.

El Método Terrae es un enfoque al servicio de los desempleados, emprendedores y empresas del territorio. En este sentido es un método para dar cumplimiento e implementar localmente, y desde un liderazgo activo y efectivo de las administraciones locales, la Estrategia Europa 2020, cuyos objetivos son la reducción del riesgo de exclusión social y el aumento de las tasas de empleo, el incremento de las inversiones en innovación, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y del consumo de energía.

El enfoque TERRAE permite aproximar la agricultura ecológica y de circuito corto a desempleados de otros sectores, y a personas que con ganas de emprender, no
veían fácil el acceso a la formación y a la tierra. En este sentido, el Banco de Tierras
Agroecologicas que impulsa la Red TERRAE ayuda a completar las necesidades de este
perfil de desempleados y emprendedores sin relación anterior con el mundo agrario.

Por su parte, los restaurantes y tiendas que actúan como consumidores, realizan una
exploración práctica de las posibilidades de los productos locales y frescos como elementos de diferenciación y como motivo de cooperación interempresarial. La cultura de slow food y la demanda de alimentos de kilómetro cero por
parte de restaurantes y consumidores finales, está contribuyendo a crear y dinamizar estos mercados de productores locales.
En encuentro entre la potencial oferta y la potencial demanda es la clave del enfoque de
TERRAE y del trabajo de los DILAS.

Los contratos tutelados desde la administración local, bajo la tutoría del DILAS.
Porque los Ayuntamientos y la administración local son las instituciones más capaces de
explorar nuevas efciencias en materia de recursos y colectivos ociosos, el método TERRAE fundamenta su estrategia en identifcarlos y generar oportunidades que se concretan en contratos y acuerdos multilaterales que impliquen a diferentes colectivos: desempleados, restaurantes, propietarios de terrenos, comercios, etc.
Los distintos tipos de contratos TERRAE se suceden conforme a los peldaños o escalada anteriormente indicada.

• El impulso a la fgura del protoemprendedor.
La escalada y los primeros contratos TERRAE van dirigidos a acompañar al emprendedor,
al que antes animado a realizar prácticas de producción y venta, y antes de darse de
alta en la Seguridad Social, denominamos “protoemprendedor”.

El protoemprendedor es un perfl dedesempleado, surgido de la difícil realidad social
de la crisis, y con las escasas perspectivas de empleo por cuenta ajena. Es alguien que, en la mayoría de casos, no tiene una clara vocación empresarial, pero que esta dispuesto a buscar, de modo activo y por cuenta propia, alternativas a su situación de desempleo. En este sentido, son personas que ven en la “vuelta a la tierra” una oportunidad de emplear su “tiempo de paro”, y que van descubriendo las posibilidades de la
agroecología como una nueva forma de trabajar y vivir.

El objetivo del compostaje.
La defnición de agroecología siempre comienza con una referencia a la adecuada gestión
local de la materia orgánica como fuente de abono, sustituyendo la fabricación y compra de fertilizantes de síntesis y contribuyendo a aumentar la fertilidad del suelo y el efecto
sumidero de carbono que estos tienen.
Identificar la disponibilidad de los vecinos, asociaciones, o agricultores para colaborar en
el tratamiento de los residuos es parte esencial de la agenda de la agroecología.
Por otro lado, uno de los grandes retos de los municipios es la gestión de biorresiduos. Los residuos orgánicos constituyen una competencia propia de las administraciones locales, y tienen un coste de gestión que se imputa a los vecinos vía tasas municipales.

La máxima eficiencia económica y ecológica en la gestión de los biorresiduos se da en la prevención de vertido a los contenedores, y especialmente en los procesos de compostaje local descentralizado.

Puede ser de tres tipos el proceso de compostaje local de los biorresiduos: en viviendas unifamiliares, en régimen comunitario o vecinal, y en pequeñas explotaciones agrícolas.
El sistema de contratos TERRAE permite incluir una cláusula de compostaje como condición para el acceso a los huertos o clientes.
Por otro lado el agricompostaje es parte esencial de las oportunidades que tienen los pequeños emprendedores agroecológicos; éstos necesitan aplicar materia y abonos orgánicos en sus cultivos, y sus clientes locales generan biorresiduos que suponen un coste de recogida gestión y tratamiento que la comunidad se puede ahorrar u optimizar.

En resumen, la apertura de visiones que ofrece la Agroecología como eje de trabajo para el desarrollo local y rural de los municipios, unido al contexto de profunda transformación del sistema productivo, y al anhelo de un contacto más directo y cercano desde el consumidor con su provisión de alimentos, proporciona un marco de oportunidades y un escenario de ensayos para desarrollar este Método Terrae en municipios como Vallehermoso.

Entradas relacionadas:

Anuncios

Acerca de DILAS Vallehermoso

El Dinamizador de Iniciativas Agroecológicas Locales (DILAS) es la persona responsable, a nivel técnico, del Plan de Desarrollo Agroecológico de Vallehermoso

Publicado el 30/09/2014 en El Método, El método Terrae y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: