Archivo del sitio

Finca Argayall: comunidad y permacultura

Finca Argayall es un proyecto comunitario alternativo que lleva funcionando desde 1986 en la playa de Argaga. Lo conforma un núcleo de 12 personas, a las que se suman otras que participan puntualmente, o por temporadas, en sus actividades: talleres y seminarios relacionados con terapias naturales, yoga, meditación, desarrollo personal, Satsang, danza, arte, alimentación saludable, etc.

La mayor parte de la finca es “espacio verde”. En un principio era una explotación de mango, pero poco a poco fueron metiendo otros frutales, plantas ornamentales y una zona de huerta. Desde hace una década han introducido las técnicas de la permacultura y ello ha supuesto una transformación importante de toda la zona cultivable. Ahora, si paseas por los jardines y las huertas, encontrarás una gran diversidad de especies; es un auténtico vergel.

Por supuesto, toda la producción es orgánica (certificada) y la dedican al autoconsumo del centro, donde sólo se sirve comida vegetariana.

Para la fertilización, aparte del mulching y los huecos de compost, disponen de una zona bien organizada donde hacen lombricompost y compost de ciclo rápido (lo maduran en un mes). Se disponen a crear camas de lombrices en suelo para poder absorber todos los restos de cocina.

También están ensayando con una colmena de permapicultura.colmena argayall

Por último, decir que toda la energía la consiguen a través de paneles solares.

Para contactar: 922 697 008

solar argayall

Jardín de Frutas Tropicales: el paraíso escondido de Rosita y Gerd

Jardín de frutasAunque sólo está a 330 metros de la desembocadura, el Jardín de Frutas Tropicales está escondido en uno de los innumerables recovecos del maravilloso Barranco de Argaga.

El lugar impresiona, incluso a los que somos de La Gomera y estamos acostumbrados entre barrancos. Argaga es un cañón que serpentea angulosamente rodeado de altas e inclinadas laderas. Y allí llegaron Rosita y Gerd en 1985, con el propósito de crear su propio paraíso para vivir.

Rosita levantando los paredones hace 25 años

Rosita levantando los paredones hace 25 años

Rosita te recibe con un beso y te cuenta, si tu quieres, cómo construyeron la casa y la finca de cero; levantando los paredones en una ladera yerma e inclinada, conocida como “Rosa de La Dama”, con la ayuda de cuatro maestros pedreros locales. Posiblemente, es una de las últimas fincas de paredones que se ha construido en la isla; toda una proeza, digna de elogio, en unos tiempos donde vemos tanta finca abandonada y tanto paredón caído.
De forma autodidacta, empezaron a plantar de en orgánico en 1988, para tener fruta y verdura sana y variada para autoconsumo. Recopilaron semillas y conocimientos viajando por el mundo y ahora, después de 27 años, tienen un vergel de frutales tropicales y subtropicales, con más de 800 ejemplares de unas 160 especies de muchas partes del planeta. Esos conocimientos y semillas las siguen intercambiando en la actualidad con todo aquel que se muestre interesado.
Pronto empezaron a recibir las visitas de senderistas curiosos que, adentrados en el seco cauce del barranco de Argaga, se sorprendían al ver aquel oasis escondido. Y así, en 1994 decidieron abrir su espacio al público, y desde entonces han ido desarrollando una oferta para los turistas, que ahora pueden disfrutar del jardín y degustar las sabrosas frutas los martes y viernes, de 10 a 17 horas.
La finca se autoabastece energéticamente mediante paneles solares (térmicos y fotovoltaicos).

MonarcasEntre sus ideas de futuro están la creación de una zona para la cría de mariposas y de un espacio para plantas “estimulantes” y especias; la construcción de un vivero y la organización de acciones de formación.

Puedes acceder a toda la información sobre el proyecto, y en especial de las especies que cultivan, en la página web www.fruchgarten.com.

Para concertar una visita o simplemente hablar con ellos:

Email: mail@fruchtgarten.info

Teléfono: 922 697 004

Terrenos municipales para formación, autoconsumo y emprendimiento agroecológico

Con apenas cinco meses de funcionamiento, el Banco de Tierras de Vallehermoso cuenta ya con seis parcelas municipales, que se unen a las cuatro fincas privadas a disposición de las personas que quieras realizar iniciativas agroecológicas.

Las características de las parcelas las encontrarás en la parte de abajo de este artículo.

El Pleno del Ayuntamiento de Vallehermoso aprobó, con fecha de 18 de marzo de 2.015, el Pliego de Cláusulas Administrativas que regula la cesión de terrenos de titularidad municipal para el desarrollo de iniciativas de formación, autoconsumo y emprendimiento agroecológico. Las cesiones de terrenos tendrán como objetivo la creación de un vivero de iniciativas agroecológicas. Las personas que accedan a las parcelas ensayarán sus proyectos durante un periodo determinado, mediante el desarrollo de prácticas formativas en producción y emprendimiento agroecológico, que al mismo tiempo, contribuirán al mantenimiento de sus economías familiares y les propiciarán alternativas de ocupación laboral. Esas personas, por lo tanto, se integrarán en un programa de formación y asesoramiento continuo sobre producción y emprendimiento agroecológico, que el Ayuntamiento pondrá en marcha a medida que se vayan ocupando los terrenos. Para el desarrollo de este programa, la institución está acondicionando una de sus fincas como escuela agraria municipal. El Pliego regula el procedimiento y las condiciones para poder acceder y hacer uso de las parcelas. El Pliego y el modelo de solicitud se pueden consultar y conseguir a través del Tablón de Anuncios del Ayuntamiento (físico y digital), en la Agencia de Empleo y Desarrollo Local, o pinchando en este enlace. Lee el resto de esta entrada

El Huerto 2.0 | Espacio dedicado a la horticultura ecológica, sus problemas, productos y cómo transformarlos.

Como cultivar en espacios reducidos y no morir en el intento | Ecocosas

Domingo y Mita: fresas y papas “sin veneno”

Domingo y Mita tienen una pequeña finca en Ambrosio que trabajan en su tiempo libre. Hace ya un tiempo que, siguiendo los pasos de su hijo, decidieron “plantar sin veneno”. Cultivan principalmente fresas y papas para el autoconsumo.

Aléxis Ramos: la ilusión por continuar con la explotación familiar… en ecológico

Después de un puñado de años fuera de Vallehermoso, Aléxis ha vuelto hace poco a su pueblo natal y ha cogido la finca de plataneras de su padre (ya jubilado), a la que llaman El Rasno, situada en la parte alta del Jardín Botánico (Valle Bajo).

La actividad principal que quiere desarrollar es la platanera en ecológico, pero también tiene frutales (naranjas, papayas y mangos) y un llano grande donde pretende cultivar hortalizas (que ya planta para autoconsumo).

Aunque sólo lleva ocho meses con la finca, seguro que con lo que aprendió de sus padres, y la ilusión y ganas que le está poniendo, va a lograr poner en marcha un sueño y una referencia para la agroecología en el municipio. ¡Ánimo Aléxis!

Goyo Sanz: la creación una arboleda comestible

Gregorio Sanz (Goio para los amigos) practica la agroecología como hobby en su finca de La Gurona (Valle Bajo). Poco a poco, en los últimos cinco años, ha ido creando una plantación de árboles bastante diversa, en la que podemos encontrar tanto frutales como leñosos: hayas, aceviños, mangueros, aguacateros, naranjos, limones, plátanos, mameys, robles, macadamia, nectarinas, palmas, árbol del pan, etc. También tiene pequeños huertos para autoconsumo repartidos por los bancales, que se derraman ladera abajo conectados por simpáticos y sinuosos caminitos. Todo ello, además, salpicado por otras plantas de diverso tipo (algodón, tabaco, cactus, flores, etc.) y por la flora autóctona. El conjunto ya permite adivinar que evoluciona hacia una arboleda comestible, a una buena integración de lo natural con lo trabajado. Un bonito proyecto, sin duda, que Goio alimenta con su trabajo y con el compost que él mismo elabora en composteras autofabricadas.

A %d blogueros les gusta esto: